CALIDAD - Combibus
43
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-43,page-child,parent-pageid-10,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

CALIDAD

La organización del servicio de transporte escolar cumplirá las siguientes condiciones de calidad:

DURACIÓN DEL VIAJE:

El alumnado transportado en rutas contratadas por Combi no permanecerá en el vehículo más de 45 minutos por cada sentido del viaje.

HORARIO:

Los horarios de las expediciones se ajustarán al horario escolar de los centros de destino, permitiéndose, como máximo, un margen de 10 minutos de espera antes de la hora de entrada a clase. Cuando la ruta tenga dos o más centros de destino se establecerán los horarios de llegada y salida del servicio de transporte escolar, regulando procedimientos que aseguren similares garantías de calidad para todo el alumnado.

MEDIDAS BÁSICAS DE PRECAUCIÓN:

Como usuario del transporte escolar debes respetar las normas de comportamiento, que garantizan un uso adecuado del mismo.

Al ir a la parada

Llega siempre a la parada con el tiempo suficiente, al menos cinco minutos antes de la hora a la que el autobús tiene prevista la llegada.

Si hay que cruzar la calle, hazlo siempre por delante del autobús. Aléjate a unos 3 metros caminando por la acera, el arcén o a lo largo de la carretera y mira antes de cruzar.

Cuando vayas a cruzar mira siempre primero a la izquierda, después a la derecha y luego, otra vez, a la izquierda. Los coches vienen primero por la izquierda. Si hay coches aparcados que no te dejan ver, ve al paso de peatones más próximo.

Al cruzar, asegúrate de que el conductor puede verte y de que tú puedes ver al conductor. Obedece siempre sus indicaciones.

Al subir al autobús

Cuando se acerque el autobús mantente siempre alejado, a unos 2 metros de distancia de él, y deja que se aproxime hasta la acera para que tú no tengas que bajar de ella.

Espera que el autobús se pare, la puerta se abra y el conductor o acompañante den su visto bueno para entrar.

Nunca camines por detrás del autobús porque el conductor no podrá verte.

No empujes a tus compañeros.

Usa los asideros para evitar caídas. Cuando subas al autobús ten cuidado de que la ropa con colgantes y las mochilas o bolsas escolares no se enganchen en los pasamanos o en las puertas.

Si se te cae algo cerca del autobús, díselo al conductor o acompañante. No trates de cogerlo tú mismo, porque el conductor podría no verte al poner el autobús en movimiento.

Dentro del autobús

Siéntate en tu sitio.

Una vez que el autobús esté en marcha, quédate en el sitio asignado por tu acompañante.

Haz siempre caso a tu acompañante, que vela por tu seguridad.

No grites ni alborotes. Deja que el conductor se concentre en su trabajo. Recuerda que el trabajo del conductor es llevarte a casa y al colegio en las mejores condiciones.

No juegues con la señal de transporte escolar ni con otros elementos importantes, como el martillo rompe cristales.

No comas en el autobús.

Cuida y mantén limpio el vehículo.

La coordinación entre acompañante y conductor es de vital importancia para que todo marche bien. Colabora con ellos ayudando, por ejemplo, a los compañeros que tienen dificultades.

Al bajar del autobús

Usa la barandilla de las escaleras, no te vayas a caer.

Igual que al subir, asegúrate de que no llevas nada encima de ti (ropa, capucha del abrigo, cadenas, etc.) o en tu mochila que se pueda enganchar en las barandillas de las escaleras o en la puertas. El autobús podría ponerse en marcha mientras tú todavía estás tratando de salir.

Si tienes que cruzar la calle, hazlo por delante del autobús. Camina por la acera o por el borde de la carretera hasta unos tres metros (cinco pasos grandes) antes de cruzar. Asegúrate de que el conductor puede verte y de que tú le ves a él para seguir sus indicaciones.